lunes, 6 de junio de 2011

07/06 – COSAS PARA FESTEJAR

Rodolfo Walsh, el compromiso que admiro.

“Sí está bien, pero no sirve. Ya sé que es de opinión pero no se hace periodismo de periodistas… y menos acá, (la Facultad), me dijo un profesor de Gráfico I casi al final de la cursada, hace unos cuatro años, y después de discutir un rato tuve que escribir otra nota de opinión. Había destrozado la comuna de un periodista que hasta hoy cuenta con cierto renombre en los medios y eso me había valido un desaprobado porque, repito: no se podía hacer “periodismo de periodistas”.

Hoy, 07 de junio de 2011, celebro además del Día del Periodista dos cosas:

La primera. Cuatro años después y pese a lo que me dijo el profesor se puede hacer “periodismo de periodistas”. Gracias a un contexto socio – político, un Gobierno cercano al Pueblo y una Ley de Medios de la Democracia el micro mundo de los que construyen o hacen circular los relatos se puso en el centro del debate en la sociedad. Esas “vacas sagradas” hoy tienen que afrontar que cualquier ciudadano cuestione y dude. Lo que siempre atesoraron para sí, la capacidad de poner en duda un relato, hoy es transferida a toda la sociedad. Las veredas se definieron, las máscaras se cayeron y todos sabemos con qué camiseta juega cada uno.

Oslvaldo Soriano, la redacción que admiro.
De esto se desprende la segunda. La toma de posiciones. El debate sobre los medios, los trabajadores de la prensa y la multiplicación horizontal de los discursos hicieron que muchos reconozcan que el ámbito del periodismo no es un lugar neutral, objetivo e independiente. Están los que siempre hablaron de su subjetividad y fueron coherentes con sus ideas, palabras y acciones. Están los que se dieron cuenta hace poco y decidieron sumarse a este sinceramiento hacia el Pueblo, nunca es tarde. Y están los cínicos de siempre que siguen con un discurso de pseudo neutralidad que no hace otra cosa que esconder detrás de su Libertad de Opinión una libertad bien diferente: la de empresa.

Hoy quedan menos mordazas pero hay una gran deuda pendiente: lograr que en el mundo del periodismo no exista la explotación ni la precarización laboral. Que reine una mayor igualdad. Que haya un mayor reconocimiento a la obra creativa y que los sueldos de los “pasantes” no sean el 0,05 por ciento del dueño de la empresa o el presentador estrella de un noticiero y lo principal: que exista laburo para todas y todos.

FELIZ DÍA!!!
A las y los cientos de compañeras y compañeros que honran la profesión con el acto más simple: mirar y hablar de forma sincera a la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares